La cancha de Voleibol

Cancha
Click para ampliar la imagen

La zona libre debe ser al menos de 3 m, mínimo que en competiciones internacionales se aumenta a 5 m sobre las líneas laterales y 8 m para las líneas de fondo. La cancha de voleibol consta de un especio libre y este es el que está sobre la pista debe tener una altura mínima de 7 m que en competiciones internacionales sube a 12,5 m.

A tres metros del medio de la cancha de voleibol y donde se encuentra la red se encuentra lo que se llama una línea limita en cada campo la zona de ataque, zona donde se encuentran restringidas las acciones de los jugadores que se encuentran en ese momento en papeles defensivos (zagueros y líbero). Las líneas que recién hablamos siguen a travez del exterior de la cancha de voleibol con trazos que son discontinuos, y la limitación que representan se proyecta igualmente en toda la línea, incluso más allá de los trazos dibujados. Las líneas tienen todas 5 cm de ancho.

El suelo de la cancha de voleibol es donde los jugadores se encuientran en constante contacto con el mismo y que es habitualmente utilizando con distintas protecciones en las articulaciones en las rodillas y en los codos. La superficie de la cancha de voleibol no puede ser rugosa ni deslizante.